martes, 22 de agosto de 2017

Aclara CEAPP destino de pagos no entregados a Mussio Cárdenas

Opción de Veracruz
Xalapa

Mussio Cárdenas Arellano
A solicitud expresa del Lic. Mussio Cárdenas Arellano, se reitera que presentó su renuncia como Comisionado de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) con fecha 14 de febrero del año en curso, pero por cuestiones de logística se dio a conocer al Pleno en la tercera sesión ordinaria celebrada el día 16 de marzo del presente. 

Mediante acuerdo CEAPP/PLENO/SO-01/16-03-2017 se instruyó a la Secretaría Ejecutiva para que lo hiciera del conocimiento del Gobernador y del Congreso del Estado, lo que se hizo mediante los oficios CEAPP/SE/229/2017 y CEAPP/SE/230/2017, recibidos en la Secretaria Particular del Gobernador y en la Secretaría de Gobierno el día 22 de marzo; mientras que el 23 de ese mismo mes se recibió por parte de la Presidencia de la Mesa Directiva del Congreso.

Cárdenas Arellano renunció también a recibir pago alguno de la Comisión, por lo que los recursos percibidos desde el 20 de Diciembre de 2016 hasta la renuncia fueron reintegrados a la cuenta bancaria institucional de la CEAPP.

domingo, 30 de julio de 2017

La prensa como arma política

Rubén Pabello Rojas
Barcelona, España

Si ésta imprenta hablara, qué de historias
nos contara. Dr. Rubén Pabello Rojas
Durante la I Guerra Mundial, la prensa fue utilizada por los ejércitos beligerantes de manera que no mostrase en ningún momento la realidad que les rodeaba con el único fin de mantener viva la esperanza de la población. Sin embargo, este falseamiento de la información fue desenmascarado por los europeos, quienes entraron en conflicto con la prensa escrita. Así se llega al convulso periodo de entreguerras, y al establecimiento de dos modelos de información: de un lado se establecería aquel propio de los totalitarismos, los cuales convirtieron a los medios en su principal arma, mientras que por otro, países de tradición liberal, como es el caso de Inglaterra, mantuvieron vigente la libertad de expresión. Lo que sigue es de todos conocidos. Al igual que había sucedido previamente, los combatientes en la II Guerra Mundial pusieron a su disposición los medios de comunicación disponibles. El mejor ejemplo se encuentra en la propaganda que tan buenos resultados cosechó para el nazismo. Los efectos de la guerra se vieron reflejados en el territorio español en los sucesos correspondientes a la guerra civil "No obstante, esta situación no fue exclusiva del exterior de nuestras fronteras, sino que se habría dado con anterioridad en el conflicto fratricida acaecido en España a finales de los años 30".
Tras el periodo de las grandes guerras, el periodismo se tornó un medio objetivo. A la prensa escrita le acompañarían en su camino otros dos medios, la radio y la televisión. Los Estados defenderían entonces los derechos propios de la comunicación mediante la firma de tratados y convenios internacionales de obligado cumplimiento para todos los firmantes, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Dr. 20-06-17

miércoles, 5 de julio de 2017

El misterio de la risa intrusiva en un rancio periodista

Miradas de reportero
Por Rogelio Hernández López

Las tribulaciones personales que asolaron al viejo reportero en los últimos cinco meses, rebulleron al acercarse el fin de año. Le agobiaba el desempleo y no encontrar certezas para planear el nuevo ciclo. Tiene 64 años y medio. Sin embargo, se sorprendió a sí mismo riendo sinceramente ante cualquier motivo. --¿Será qué cuando la gente percibe el ocaso se le vota la chaveta? ¿O ya estoy tocadiscos por fumar tanto?— especulaba. 
Es que alegrarse por los motivos más nimios, como actuaba en estos días, era muy contrastante con el estilo personal de periodista que empeñosamente quiso cultivar durante 37 años de ejercer: impertinente y punzante con las “fuentes”; frío para el análisis y sintético hasta el exceso para presentar las noticias. Sociable sólo con sus colegas. –Los periodistas tenemos que presentarnos firmes, seguros, indoblegables—se aleccionó siempre, para parecer lo que creyó ser.
Con el tiempo esas actitudes conforman personalidades arrogantes y agrias, de esas que cualquier persona rechaza en los primeros contactos y en los segundos y con frecuencia todo el tiempo. --“Pinches periodistas son muy mamones”-- escuchaba con frecuencia al alejarse de sus interlocutores; y no disimulaba una mueca de triunfo vanidoso. Incluso, se le estiraba el cuello involuntariamente cuando cercanos y lejanos le acusaban ser de “los duros”.
LOS PERIODISTAS TIENEN QUE SER CABEZA DURA
Hacía poco tiempo que el reportero había leído una alegoría que pareció reforzarle el prototipo en el que suponía encajar:
“Hay tres tipos de escritores: novelistas, poetas y periodistas… Tomados uno por uno, es cierto que los periodistas tienden a ser cabezas duras, objetivos y poco imaginativos. … En su propia persona no hay nadie más práctico que un periodista. Exhibe la misma avidez por las noticias que un empresario mostrará por el dinero… Su inteligencia es sólida pero nada excepcional… son relativamente ignorantes acerca de la astucia de los fuertes y los estúpidos” (Norman Mailer /Un arte espectral)
Pero ahora el reportero sospechaba estar perdiendo salud mental porque interpretaba contener otra persona dentro de sí, una extraña que reía recurrentemente por causas sencillas, sin doble fondo y que eso era como un ser contrario, opuesto a su personalidad que presumía inflexible. Lo peor para su presumible contradicción, era que en esos momentos de alegría espontánea sentía un extraño remanso de tranquilidad, cuando debería estar dominado todo el tiempo por la angustia que produce la falta de perspectivas, o sea, cabizbajo y opaco, como siempre. Interpretaba que había en él una lucha de contrarios, pero seguía sin entender bien a bien porqué reía.
--Tiene que estar ocurriendo una metamorfosis en mí. La lógica común no está funcionando. Quizá esto ocurra a todos los periodistas viejos. Pero la mayoría de veteranos que conozco siguen siendo agrios aunque se comporten fingidamente amables. Quizá el fin de ciclo me lleva a dejar de ser periodista y mi subconsciente se está preparando. He oído que vender tamales o tortas o poner un café internet provocan menos preocupaciones—discurría para sí el reportero, y tales pensamientos le arrebataron otra risa — Bueno, sería más sencillo ser escribano incognito de políticos o bien saltar de las textos de análisis político a una columna de humorismo. 
-- ¿Y qué tal si aprovecho que puedo sonreír sinceramente para escribir con humorismo en adelante? Así podría ofrecer mis textos a más medios y esa pueda ser una opción para el nuevo ciclo que necesito comenzar como periodista--. Pero en esto último se detuvo porque sabía, eso sí, que se necesita mucho más de cultura y también mucho más tiempo para escribir breve y con humor.
Para darse ánimos evocó un texto harto conocido de Manuel Buendía Tellezgirón, de hace más de 30 años: “Los tres males del periodismo mexicano son la impunidad, la solemnidad y la mediocridad”, decía el columnista mexicano más influyente de entonces. 
--Hay que ponerle ética, humor y cultura al ejercicio del periodismo. --- se alentaba el reportero, mas de inmediato reaparecía su contrario, porque eso no se consigue en el súper. --Soy muy malo para ese estilo. Mis textos son sintéticos, concisos, solemnes en general y más cuando lo que hago es cercano al ensayo académico. Todo esto es lo contrario de lo ameno. Padezco el mismo mal que cientos de colegas—Se desanimaba él solo, pero además tenía que desentrañar el misterio de la risa sincera que lo asaltaba a cada rato.
TERAPIA DE CHOQUE
Y la disolución de la incógnita apareció en el momento y lugar menos buscados. Su Yo predominante se negaba a seguir las instrucciones precisas que le daban para envolver regalos. Él quería hacerlo pero a su manera y no quería acatar procedimientos ajenos. Refunfuñón, como siempre pataleó con palabras acusatorias de autoritarismo. Le respondieron en el mismo tono y le espetaron una verdad que lo sacudió y lo paralizó al mismo tiempo: “¡Eres un maldito orgulloso”¡ Se alejó ofendido, como hace Gerundio, el perro de la casa, cuando lo regañan. Al rato, un poco repuesto buscó en el diccionario de la Real Academia:
“Maldito.- Perverso, de mala intención y dañadas costumbres / Orgulloso.- Arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que a veces es disimulable por nacer de causas nobles y virtuosas”. –Si es cierto. Así soy—se reconoció. Soltó una carcajada y caviló: --si me lo hubiera dicho otra gente y en otro sitio en vez de alejarme de la confrontación habría escalado el choque, pero ahora lo acepté por venir de quien viene---
Entonces supo la causa de las risas intrusivas. Fin del misterio. No hay otra personalidad en él. Para deducirlo utilizó la ecuación de análisis de riesgo que había estado aplicando a otros colegas en los últimos cuatro años. Supo que su debilidad mayor en este fin de ciclo es no encontrar empleo fijo, por la edad y por el estilo personal arrogante, pero también confirmó que tiene muchas fortalezas y eso es lo que le produce sosiego y risas sinceras a pesar de todo lo que parece un injusto fin de ciclo profesional. 
La fuerza que encontró son: sus capacidades reconocidas como reportero, un poco como escritor, un enorme número de personas que lo cobijan con amistad y la mayor de las fortalezas que toda persona debiera tener: un hogar, modesto, donde él y sus hijos respiran equidad, solidaridad, inteligencia, dignidad, proporcionadas por una mujer, esposa, madre, autónoma, que proviene de una familia dadora de vida.
----------------------- 
* Reportero desde 1977. Especializado en investigación en Excélsior, El Universal, Milenio y otros. Dos veces Premio Nacional por el Club de Periodistas. Autor de los libros Zócalo Rojo, Zorrilla y Sólo para periodistas. Profesor invitado en varias universidades. Ex Consejero del Mecanismo de Protección a Periodistas de la Segob y Ex Coordinador de Protección de la Casa de los Derechos de Periodistas, A.C. Consultor en temas de protección, leyes y políticas públicas sobre el periodismo. Email: rogeliohl111@gmail.com

martes, 4 de julio de 2017

UV y CEAPP impulsarán preparación de periodistas de Veracruz

  • La Máxima Casa de Estudios refrendó su  apoyo y solidaridad
  • Impartirán cursos, talleres y capacitación

David Sandoval Rodríguez

Jorge Morales Vázquez, Sara Ladrón de Guevara
 y Ana Laura Pérez Mendoza.
La Universidad Veracruzana (UV) firmó convenio específico de colaboración con la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), destacando la crucial labor que cumplen en la sociedad y en la defensa a la libertad de expresión, reconociendo el vulnerable panorama en el que realizan su ejercicio profesional.
En el mismo sentido, la presidenta de la CEAPP, Ana Laura Pérez Mendoza, y el secretario ejecutivo, Jorge Morales Vázquez, reconocieron la solidaridad y sensibilidad de esta casa de estudio con quienes ejercen el periodismo en Veracruz y en el país.
“Estamos muy agradecidos por la sensibilidad de la Universidad Veracruzana de ser pilar en la solución de un grave problema que nos afecta”, manifestó Pérez Mendoza. “Con la firma del convenio vamos a incidir en las condiciones generales y en la protección a los periodistas”.
Morales Vázquez, quien expresó ser orgullosamente egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (Facico), recordó que como informadores “tenemos una gran responsabilidad social y la UV ha sido una gran impulsora en la formación de nuevos periodistas”, por ello subrayó que es el momento oportuno para renovar los lazos entre el gremio y la Universidad.
“Esto refleja el compromiso y la solidaridad de que juntos, con los periodistas, renovemos nuestra convicción de que con ciudadanos mejor informados podremos afrontar los desafíos que tenemos”, concluyó Jorge Morales.
La rectora, Sara Ladrón de Guevara, enfatizó que la violencia contra los periodistas “es un tema que debemos hacer visible en toda la Universidad Veracruzana y en toda la sociedad, por ello estamos renovando este convenio”.
La UV ha procurado ser espacio para hacer visible y reflexionar sobre la violencia que los periodistas sufren. Enseguida, añadió: “Nosotros formamos periodistas porque queremos que lleven a cabo su profesión con calidad y, al mismo tiempo, no signifique un riesgo ejercerla”.
Con la firma del convenio se reitera el interés por trabajar de manera conjunta ya que “todos somos conscientes de que toda idea, toda iniciativa, toda medida que apuntale nuestro legal y legítimo derecho de libertad de expresión (no sólo de los periodistas sino de todos los ciudadanos), y que contribuya a crear un entorno social que garantice a los informadores y comunicadores su integridad física y emocional en el ejercicio de su profesión es una idea, una iniciativa y una medida que todos debemos respetar, celebrar, difundir y proteger; ese es el espíritu que anima este convenio”.
Su objetivo es establecer mecanismos de colaboración específica entre la casa de estudio, a través de la Dirección General de Comunicación Universitaria, y la CEAPP para realizar actividades conjuntas y coordinadas que contribuyan al desarrollo y la promoción de la cultura del respeto y garantía de la libertad de expresión y acceso a la información como derechos humanos universales.
Ambas instancias acuerdan conjuntar esfuerzos para promover y desarrollar iniciativas que contribuyan a la realización de seminarios, conferencias, cursos de actualización y capacitación profesional, intercambio de documentos y publicaciones, vinculación profesional, consultoría y asesoría de proyectos, así como encontrar estrategias idóneas para el cumplimiento de políticas y proyectos bajo este propósito.
La Rectora puntualizó que la UV se compromete a apoyar la profesionalización del gremio periodístico de Veracruz mediante cursos, talleres y capacitación, así como favorecer la titulación de integrantes del gremio, previo cumplimiento de los requisitos y la normatividad institucional.


Los firmantes del convenio fueron, por la UV: la rectora Sara Ladrón de Guevara, y por la CEAPP su secretario ejecutivo, Morales Vázquez, fungiendo como testigos de honor: Leticia Rodríguez Audirac, secretaria académica; Raciel Martínez Gómez, director general de Comunicación Universitaria, y Marco Agustín Malpica Rivera, director de la Facico; y por la CEAPP, su presidenta Ana Laura Pérez.
Presentes en la firma estuvieron el secretario de Administración y Finanzas, Gerardo García Ricardo; Domingo Canales Espinosa, José Luis Martínez Suárez, Miguel Flores Covarrubias, Liliana Betancourt Trevedhan, Rafael Díaz Sobac y María Concepción Sánchez Rovelo, directores generales de las áreas académicas Biológico-Agropecuaria, Humanidades, Artes Económico-Administrativa, Técnica y Ciencias de la Salud, respectivamente.
Así como Rebeca Hernández Arámburo, directora general de Vinculación; Alberto Islas Reyes, abogado general, e integrantes de la CEAPP.

miércoles, 21 de junio de 2017

Y sigue cayendo la reputación del periodismo igual que la presidencia

Miradas de reportero
Por Rogelio Hernández López

Es de no creerse, pero con los únicos indicadores que existen puede sostenerse que sigue bajando aceleradamente la aceptación social en los medios de en paralelo a la de presidencia de la república.. 
En 2004 el porcentaje de confianza en los medios fue alrededor del 70 por ciento; en 2010 bajó a 61; en 2013 cayó a la mitad (32 por ciento) y para mayo de 2017, hace unas semanas, la encuesta de Parametria arrojó otra caída espectacular porque los porcentajes de mexicanos que confían poco o mucho en la prensa ya están en 19 para los periódicos, 18 para noticieros de radio y, más abajo, apenas 17 para noticieros de televisión.
El propio director de la empresa, Francisco Abundis, al comentar los resultados de su encuesta muestra la sorpresa: “Es decir, la actividad periodística además de pasar a ser riesgosa está en los niveles de credibilidad más bajos de su historia...”
El contraste es que ese registro de confiabilidad ocurre, según el mismo sondeo, que nueve de cada diez de los encuestados (88 %) considera que la situación general de violencia del país obstruye el trabajo de los periodistas. 
Dicho de otro modo: 82 por ciento de los encuestados descreen de nuestro trabajo a pesar de que la mayoría de nuestros caídos (alrededor de 127 del 2000 a la fecha) han sido asesinados por ejercer el periodismo.
La misma tendencia que la presidencia
En septiembre de 2015 este reportero hurgo en las encuestas para trazar una línea del tiempo de la confiabilidad de los medios de comunicación y la prensa en México. Entonces pudo aproximarse a la percepción de que la aceptación social del Presidente de la República ha caído aceleradamente sexenio tras sexenio. Y que tal tendencia pareciera arrastrar a los grandes medios de comunicación y de prensa. 
Entonces se pudo contar con los datos siguientes: 
Para abril de 2004 Consulta Mitofsky, divulgó que de 12 instituciones, las tres que registraban mayor confianza ciudadana eran: la Iglesia (7.7 puntos) el ejército (7.5) y Presidencia (7.0). Allí comenzó a la tendencia a la baja de los los medios de comunicación, que todavía estaban en el mismo sitio que la Presidencia (7.0) y unas décimas arriba del Instituto Federal Electoral (6.7).
En septiembre de 2008, cuatro años después, otra empresa encuestadora, la de María De las Heras, hizo evaluar socialmente a 20 sujetos. La pregunta que hicieron sus encuestadores fue ¿Cómo piensa que están haciendo su trabajo?
Y en el primer lugar entonces aparece el ejército con el 64% en la calificación de bien y en el segundo los periodistas, pero ya con el 58% de aceptación colectiva.
Un indicio más sólido de la tendencia a la baja sistemática del actual Presidente de la República la dio en marzo de 2015 la empresa GEA-ISA. Registró una aceptación social del  44% durante el primer trimestre de ese año, nivel inferior al que tuvieron los exmandatarios Felipe Calderón y Vicente Fox en el mismo corte de tiempo de sus administraciones, pero al finalizar el año bajó a 35 por ciento según encuesta de Buendía&Laredo.
El Informe país sobre la calidad de la ciudadanía en México, anidado en el sitio web del Instituto Nacional Electoral, confirma que la confianza en los medios de comunicación decayó paulatinamente en los últimos cuatro años: en 2010 –se documentó-- 61% confiaba, “mientras que en 2013 sólo 32% dijo confiar mucho o algo en ellos”. Casi paralelo a la aceptación social en la presidencia,
Junio de 2017
La Carta Paramétrica del 27 de mayo de 2017 indica que la tendencia ubicó la percepción de mucha o poca confianza entre quienes fueron siguió a la baja: 17 por ciento para noticieros de TV, 18 para noticieros de radio y 19 para periódicos.
Esa y otras mediciones también registran niveles entre 12 y 15 por ciento de la Presidencia de la República. Algún científico social podrá, algún día explicarnos los porqué de este paralelismo en la aceptación de uno y otro sujeto de la infraestructura político-ideológica del Estado mexicano.
Francisco Abundis ubicó esta medición en el contexto general de violencia en México y de la cantidad de periodistas asesinados, a propósito del crimen contra el colega sinaloense Javier Valdez.
“La encuesta más reciente de Parametría realizada cara a cara en vivienda, indica que más mexicanos consideran que actualmente no hay libertad de prensa en el país, ni en los estados. El 61% dijo que no había libertad de prensa en México y el 58% consideró lo mismo de la entidad donde vive.
“Otro hallazgo de la encuesta es que de 2015 a 2017 han aumentado las personas que consideran “importante” o “muy importante” que los periodistas del país puedan hablar libremente de todos los temas. Así lo mencionó el 85% de entrevistados en 2017, hace dos años el porcentaje fue de 82%.
“Tal vez el dato más revelador del estudio es que nueve de cada diez mexicanos (88%) considera que la actual situación de inseguridad está obstruyendo el trabajo de los periodistas para dar a conocer información que tiene que ver con la delincuencia. 
Pero
“Lo más delicado de este panorama para los propios medios es que, a la vez que se encuentran en esta condición de vulnerabilidad, sus niveles de confianza están cayendo sustancialmente. Es decir, la actividad periodística además de pasar a ser riesgosa está en los niveles de credibilidad más bajos de su historia”. (Para ver detalles: http://www.parametria.com.mx/DetalleEstudioImprimir.php?E=4968)
Las paradojas que nos rodean es que la gente entiende nuestro entorno difícil pero no nos cree lo suficiente. Por eso en nuestras manifestaciones callejeras de protesta, que cada vez hacen más colegas en los estados, muy pocas personas ajenas se solidarizan con nosotros y casi nadie nos acompaña.
¿Qué más podemos hacer las y los periodistas, aparte de tratar de cumplir con la responsabilidad social de informar profesionalmente?

sábado, 10 de junio de 2017

Cabildo xalapeño entregó reconocimientos a destacados comunicadores


Opción de Veracruz                                                                          
Xalapa

Américo Zúñiga y Dionisio
Carmona
Hasta el último día que sea presidente municipal, lucharé por garantizar la libertad de expresión y que se respete su ejercicio diario en Xalapa, aseguró el alcalde Américo Zúñiga Martínez ante cientos de comunicadores de la capital veracruzana.

En el marco de la conmemoración del Día de la Libertad de Expresión y acompañado de integrantes del Cabildo, recordó que este fue el último homenaje que la administración municipal brinda a nombre de todos los xalapeños a los profesionales de la información.

Ariadna García
Aclaró que los reconocimientos otorgados a comunicadores destacados buscan rendir un sentido homenaje a la labor de todos los profesionales del gremio periodístico, mujeres y hombres valientes que quieren cambiar la manera de hacer las cosas, quienes buscan la verdadera fuente para informar de mejor manera a la sociedad.

A nombre de los homenajeados, Ariadna García Montes agradeció el reconocimiento y expresó su deseo de compartirlo con “cada una de las mujeres y hombres aguerridos, que día a día hacen hasta lo imposible por seguir trabajando en los medios de comunicación, para buscar la nota, la mejor declaración o imagen”.

Miguel Valera Hernández
Por su parte, el coordinador de Comunicación Social, Miguel Valera Hernández, hizo una reflexión sobre la “diversa-multi-pluralidad” de las personas que trabajan informando a la población, lo que enriquece el presente social de Xalapa. “Este encuentro es para refrendar nuestra convicción de que la libertad es nuestra vocación como seres humanos”.

Recibieron reconocimientos los comunicadores Ana Patricia Barradas García, David Bello Taboada, Dionicio Carmona Hernández, Ángel Ceja García, Aurelio Contreras Moreno, Isis Cortés Huérfano, René del Valle Bozas,  Alberto Delgado Fabián, Virginia Durán Campollo, Laura Flores Jaime, Lorenzo Franco Aranda, Víctor Fuentes Domínguez, Mercedes Citlali García Ayala, Adrián García García, Ariadna García Montes, Tomás González Corro, Claudia Guerrero Martínez, Francisco Guevara Méndez, Juan Carlos Gutiérrez, Felipe Hákim Simón, Edgar Hernández, Fernando Hernández Fernández, Omar Hernández Hernández, Arturo Hernández Salazar, Verónica Rocío Huerta Aburto, Mayté Landa Ortigoza, Magno López, Gloria Denisse López Barrera, Abraham López Velázquez, Rossana Luna Cerdán y Alba Martínez Hernández.

Arabella Cañas, Rosalinda Sáenz, Néstora Palafox
 y amigos.
También, Inés Martínez Rivera, Guillermo Miranda García Calderón, Claudia Elena Montero Rivera, Fernando Morales “Fer” Fernández, Héctor Morales Juanz, Rafael Morales “Moraliux”  Landa, Quirino Moreno Quiza, Osiris Muñoz Hernández, Enrique “Kike” Muñoz Trujillo, Víctor Murguía Velasco, Eduardo Murillo Merchant, Ariel Ortiz, José Ortiz Medina, Armando Ortiz Ramírez, Cristian Pale Briones, José Darío Pale Martínez, Esteban Pérez Álvarez, Walter Ramírez Aguilar, Luis Ramírez Baqueiro, Arturo Reyes Isidoro, Jorge Rodríguez Rodríguez, Luis Romero Herrera, José Rubín Gajón “Jobín”, Hylcia Xochicalli Trujano Hinojosa, Eva Varona Conde, Carlos Villarreal, Fanny Yépez de Mendiola y Ramsés Yunes Zorrilla.

Para reconocer a los comunicadores, estuvieron presentes en la Iniciativa Municipal de Arte y Cultura (IMAC), la síndica Michelle Servín González; los regidores Nelly Reyes López, Heriberto Ponce Miguel, Ana Karina Platas Córdoba, Leticia Amira Delgado Hernández, Ignacio Valentín Flores Aguayo, Silem García Peña y Jorge Huitrón López; así como la secretaria del Ayuntamiento, María Amparo Álvarez Castilla.